VER VIDEO

TIPS

>  Su aparición repentina puede ser una posible señal de alarma de enfermedades de la retina

>  También llamadas moscas volantes

>  Si aparecen, hay que acudir a un profesional con urgencia

¿QUÉ ES?

Las moscas volantes aparecen como consecuencia de la aparición de opacidades que se forman en el líquido gelatinoso del que está  relleno nuestro ojo, el humor vítreo. Cuando esta sustancia se modifica con el paso del tiempo de manera natural, las fibras microscópicas que hay en el vítreo tienden a agruparse y proyectan su sombra en la retina. La edad, la miopía, los golpes en el ojo, la cirugía de cataratas, la capsulotomía o el desprendimiento  posterior de vítreo,  son entre otros, algunos factores de riesgo de aparición de miodesopsias. En general, la aparición de moscas volantes suele ser una circunstancia normal que un porcentaje importante de la población sufre en algún momento de la vida. Este problema suele ser inocuo, pero si la aparición es súbita, hay que acudir al oftalmólogo.

TRATAMIENTOS

Las miodesopsias, aunque pueden ser muy molestas, no tienen mayor consecuencia en la salud ocular por lo que no suelen tratarse, siempre y cuando sean benignas y no comprometan en gran medida la visión. En caso de que las moscas limiten considerablemente la visión, pueden realizarse dos tratamientos:

VITREOLISIS LÁSER: mediante el láser quirúrgico YAG, que fragmenta las opacidades para que no alteren la visión del paciente.

VITRECTOMÍA: consiste en la sustitución del humor vítreo por una solución salina.

Ambos procedimientos conllevan riesgos, por lo que solo se llevan a cabo en casos muy excepcionales