VER VIDEO

TIPS

> Puede ser congénita o adquirida

> El 20% de los recién nacidos la tiene

> En el primer año de vida un 90% de los casos se resuelven espontáneamente

> En los adultos, la obstrucción del conducto lagrimal puede ser el resultado de una infección en los ojos, una inflamación, una lesión o un tumor.

¿QUÉ ES?

Una obstrucción del conducto lagrimal ocurre cuando el sistema de drenaje de lágrimas es parcial o totalmente obstruido. Las lágrimas no pueden ser drenadas normalmente, causando ojos acuosos, irritados o crónicamente infectados.

SÍNTOMAS

Los síntomas pueden incluir lagrimeo de los ojos, empeorando después de un resfriado o infección sinusal. Cuando los conductos lagrimales se bloquean, las bacterias atrapadas en el saco lagrimal pueden producir una infección llamada dacriocistitis que acarrea inflamación, dolor, enrojecimiento, fiebre, visión borrosa.

TRATAMIENTOS

QUIRÚRGICO

PUNTOPLASTIA: si la obstrucción sólo afecta al punto lagrimal. Sin embargo, una obstrucción con fibrosis de los canalículos precisa la reconstrucción de toda la vía lagrimal y la colocación de una prótesis permanente que haga las veces de vía lagrimal artificial.

DACRIOCISTORRINOSTOMIA (DCR) ASISTIDA CON LÁSER DE DIODO: la cirugía, consiste en introducir por el punto lagrimal hasta el saco lagrimal, la fibra óptica del láser diodo y realizar una nueva comunicación entre el saco lagrimal y la fosa nasal. Una vez realizada esta nueva comunicación, se introduce un tubo de silicona manteniéndolo allí entre 3 y 6 meses, al cabo de los cuales se retira en una consulta rutinaria. El objetivo de la intubación es evitar el cierre secundario de la nueva comunicación. El porcentaje de éxito de esta técnica es superior al 80%.