VER VIDEO

TIPS

> Afecta al 10% de la población

> Se caracteriza por un ojo más corto y síntomas en visión cercana

> Es importante el diagnóstico y tratamiento para evitar la ambliopía (ojo vago)

¿QUÉ ES?

La hipermetropía se caracteriza por ser un ojo mas pequeño al normal, por lo tanto las imágenes caen por detrás de la retina produciéndose un “esfuerzo” para poder enfocar.

SÍNTOMAS

Durante la juventud, mientras la lente natural del ojo (cristalino) acomoda o hace foco, los pacientes cursan asintomáticamente o con síntomas inespecíficos como dolores de cabeza, fatiga ocular, enrojecimiento, cansancio, todos síntomas relacionados con la visión de CERCA.

La hipermetropía tiene un importante componente hereditario por lo que es muy frecuente encontrar familias donde todos los integrantes son hipermétropes.

TRATAMIENTOS

Básicamente podemos corregir el hipermetropía de 3 formas distintas según la parte del ojo que se trate.

CÓRNEA

EXCIMER LASER: contamos con la tecnología más avanzada en procedimientos de cirugía refractiva basados en el láser (como PRK, LASIK, LASEK o EPILASIK) que ofrecen la posibilidad de alterar el grosor y/o curvatura de la córnea y con ello su valor dióptrico. De este modo, permiten la corrección de defectos refractivos: miopía, hipermetropía y astigmatismo. Estos procedimientos están indicados para miopías relativamente bajas.

EYE TRAKER: otorga mayor seguridad. Mantiene y mejora el dispositivo de “seguimiento ocular activo” aumentando este a 1050 imágenes por segundo, aportando de esta forma mayor seguridad y precisión al tratamiento.

CIRUGÍA INTRAOCULAR

IMPLANTES FÁQUICOS (ICL ESFÉRICO – ICL TORICO): consiste en colocar una lente intraocular con las dioptrías necesarias detrás del iris y por delante del cristalino. Este tipo de cirugía se puede realizar en pacientes con miopía, astigmatismo o hipermetropías elevadas.  EL ICL, “Lente de Contacto Intraocular”, es una lente óptima para tratar pacientes jóvenes que, debido a que tienen  la córnea muy delgada, no pueden ser tratados mediante el Láser. Sus ventajas son muchas:

ICL es reversible: como no se altera ningún tejido ocular se puede volver a la situación inicial cuando se desee, posibilitando nuevas técnicas futuras.

ICL proporciona la más alta calidad de visión

ICL es rendimiento: 100% compatible con el deporte profesional, profesiones de alto rendimiento físico, deportes acuáticos y deportes en general

ICL protege contra los rayos UV

No causa ojo seco

ICL es invisible, blanda y flexible: su posicionamiento en el interior del ojo la hace invisible y el paciente no las siente, las disfruta.

El procedimiento es rápido, mínimamente invasivo, con anestesia local e indoloro, pudiendo el paciente retomar sus actividades el mismo día de la cirugía.

IMPLANTES PSEUDOFÁQUICOS (LENTES INTRAOCULARES TRIFOCALES): se utilizan en aquellos pacientes que por determinada situación (catarata, edad avanzada) no pueden realizarse los anteriores. Es por tal motivo que se plantea el reemplazo del cristalino por una Lente Intraocular Premium permitiendo de esta forma corregir no sólo la miopía sino también la presbicia y el astigmatismo.