VER VIDEO

TIPS

> 90% de la ceguera producida por el glaucoma se puede evitar

> 50% de los pacientes que lo padecen NO LO SABEN

¿QUÉ ES?

Es “una enfermedad del nervio óptico” cuyo principal factor de riesgo es la presión ocular.
Esta condición puede llevar al daño progresivo y permanente del nervio óptico, generando pérdida del campo visual y notable disminución de la visión en forma irreversible; en casos extremos puede finalizar en ceguera.

SÍNTOMAS

Es muy difícil que una persona se de cuenta que tiene glaucoma ya que es una enfermedad asintomática y en general, cuando ellos aparecen, lo hacen en una etapa tardía de la enfermedad. Es por este motivo que es llamado “el ladrón silencioso”.

TRATAMIENTOS

MEDICAMENTOS:

Como no hay dos ojos iguales, los medicamentos se administran en forma personalizada teniendo en cuenta la presión ocular, color de ojos, color de piel o actividades que desarrolla dando excelentes resultados en el tiempo.

TERAPIA SELECTIVA LÁSER (SLT):

E-OFTALMO Medicina Ocular introduce a la provincia de San Juan un nuevo tratamiento eficaz y seguro para el control de la presión intraocular en el glaucoma.
Dicha tecnología, cambiará la forma de tratar esta enfermedad.
El SLT tiene como objetivo reducir de un 25 a 30% la presión intraocular en UNA SOLA SESIÓN.

VENTAJAS SOBRE LOS MÉTODOS CONVENCIONALES:
• Más efectivo en reducir la presión.
• No quema los tejidos.
• No forma ni deja cicatrices.
• Buen pronóstico en la repetición.
• Tasa de éxito 90% en SLT primario y 80% en los retratamientos.

¿Por qué cambia el tratamiento del glaucoma con la llegada del SLT?

El mismo permite un tratamiento más estable que un colirio para el glaucoma, lo que aumenta la posibilidad de conservar el campo visual. Además, al no utilizar medicación o disminuir su uso preservamos la superficie ocular mejorando notablemente la calidad de vida de los pacientes.

NUEVOS TRATAMIENTOS MÍNIMAMENTE INVASIVO (MIGS):

El uso de técnicas MIGS (Microinvasive Glaucoma Surgery) para el manejo de esta enfermedad está ganando terreno en pacientes con glaucomas leves y moderados y entre aquellos que requieren cirugía combinada de catarata y glaucoma, gracias a su seguridad y creciente eficacia.

Esto es posible gracias a la “revolución” de nuevos dispositivos que han aparecido en los últimos años y que mediante incisiones (de tan solo 2 mm e intervenciones 3 veces más rápidas que la cirugía convencional), se implantan en el interior del ojo para abrir nuevas vías de drenaje del humor acuoso sin apenas alterar las estructuras oculares. De este modo, las MIGS permiten reducir el riesgo de complicaciones postoperatorias respecto a técnicas clásicas más agresivas como la trabeculectomía.

TRABECULECTOMÍA:

Mínimamente invasiva, prácticamente no posee complicaciones, consiste en realizar pequeños orificios en el trabeculado para que los líquidos puedan salir del ojo. La eficiencia y duración del efecto son muy limitados llegando a presentar falla total en el 80% de los casos a los cinco años. Es por esto que el uso de la trabeculoplastia debería limitarse a determinados casos especiales.

IMPLANTES VALVULARES:

Para casos complicados, existen implantes llamados valvulares (de Ahmed) que son colocados debajo de la conjuntiva. Generalmente se utilizan en casos de mal pronóstico con la cirugía convencional.